Una visión de la II República

13_d'abril_portada

La entrada de hoy es fruto de una reflexión personal, que a su vez nace de muchas discusiones (en el buen sentido) acerca de nuestra Historia más reciente.

A mi juicio, existe mucho desconocimiento y desinformación sobre el primer período democrático de nuestro país, la II República.

Ésta fue proclamada en medio de una gran oleada de entusiasmo el 14 de abril de 1931, apoyada ampliamente por la izquierda, regionalistas, las clases medias, los obreros y la derecha liberal. Niceto Alcalá-Zamora fue su primer presidente.

El nuevo régimen republicano se enfrentó a varios problemas, tanto externos (el auge de los fascismos por toda Europa y la crisis económica de 1929) como internos ( un ejército anquilosado, el excesivo poder de la Iglesia, una agricultura pobre, la enseñanza y la excesiva centralización del Estado).

Los intentos de modernizar el país no salieron adelante y la crisis profundizó hasta que terminó de forma violenta, cuando un golpe de Estado apoyado por los elementos más reaccionarios de la sociedad y una guerra, la destruyeron por las armas cinco años y tres meses más tarde.

La mayor parte de esa confusión viene de la fortísima propaganda desplegada por la dictadura fascista del general Franco a lo largo de los 36 años que duró, en los que siempre se aprovechó para hacer mención al “terror rojo”  como forma de justificar su golpe militar como un “mal menor”.

Con la vuelta de la democracia tras la muerte del dictador en 1975, no se hizo ninguna reinvidación del del pasado histórico y a los partidarios de la dictadura no se les molestó,  es más, pudieron publicar tranquilamente sus libros en los que descarademente manipulaban los hechos (o mentían directamente), algunos incluso han aparecido en televisión contando su propaganda.

Otros países sí han juzgado su pasado y no ha ocurrido nada, puedo añadir incluso que son países con democracias fuertes.

Daba la impresión que se quería pasar de puntillas sobre este tema, lo que llevó a toda una generación de españoles a un total desconocimiento sobre la historia más reciente de su país, incluso algunos profesores en institutos evitaban hablar sobre el tema, lo que ha tenido consecuencias.

Por ejemplo, en el Reino Unido, donde actualmente vivo, la sola mención de “pero es que Franco tambien hizo cosas buenas”  o que “la República y la dictadura eran lo mismo” hace que cualquier ciudadano británico se sorprenda negativamente, puede pensar que que la persona que ha dicho eso defiende la dictadura frente a la democracia, y no digamos si tu sueltas esto en Francia o Alemania.

A un ciudadano europeo le da la impresión que los españoles toleran su pasado dictatorial en un grado mayor que en otros países con pasado similar, como Portugal, Grecia o Italia.

Sin duda la propaganda elaborada por la dictadura ha hecho su trabajo.

Con todos sus defectos y virtudes, el período republicano supuso el primer intento de modernizar un país atrasado y eso tenemos que reconocerlo. Se promulgaron leyes que cambiaron la sociedad y la economía, como el impulso a la educación, la reforma agraria, el voto femenino, la descentralización autonómica, el divorcio e incluso el aborto.

Estas leyes (leyes que tenían su equivalencia en países como Francia o el Reino Unido) fueron anuladas tras el triunfo de los sublevados en la guerra civil.

Sin embargo, muchas fueron recuperadas con el retorno de la democracia, y son las que actualmente disfrutamos en España hoy en día.

Debemos reconocer la enorme importancia que tuvo ese período en la Historia de nuestro país, puesto que si negamos o infravaloramos (ya sea por desconocimiento o desinformación) la importancia del período republicano, nuestra democracia tendrá muchas carencias y esto la hará vulnerable, especialmente en momentos tan crticos como los actuales, donde la extrema derecha en España y en Europa cuestiona abiertamente la democracia e idealiza el pasado dictatorial.

Me da cierta envidia cuando aquí en el Reino Unido, una persona ya sea de izquierdas o de derechas condena claramente una dictadura y no bromea a la ligera con ello como hace mucha gente en España, me gustaría que algún día se pueda lograr algo parecido en nuestro país. (Y por supuesto, y ya con lo expuesto hasta ahora, una democracia y una dictadura nunca serán lo mismo).

Valorar la democracia republicana en el conjunto de la Historia de nuestro país, y rechazar la propaganda de una dictadura y de sus nostálgicos nos ayudará a tener un mejor conocimiento de nuestro pasado y a consolidar la democracia en nuestro presente.

Un saludo y hasta la próxima.

 

Fuentes:

– Gil Pecharromán, J. “La II República: Esperanzas y frustraciones”

Cuadernos de Historia16, Madrid 1996.

– Casanova, J y Gil Andrés, C. “Historia de España en el siglo XX”

Ariel Historia, Madrid 2009.

– Diversos artículos de Vicenç Navarro

-La foto que ilustra la entrada: Diario Heraldo de Madrid,wikipedia.

 

 

Anuncios

One response to “Una visión de la II República”

  1. Nicola Beedle says :

    Una reflexión muy interesante. ¿No te parece interesante ver cómo de fácil se nos olvida algunas partes no tan convenientes de la historia? Gracias por este blog. Tengo ganas de próximas entradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: