Los republicanos españoles en el Frente Oriental

esc410

                               Aviadores republicanos españoles en la guerra civil, muchos de ellos participarían en la II GuerraMundial

 

Today, I want to dedicate this entry to the Spanish Republicans who fought in World War II on the Eastern Front, between 1942 and 1945, in the Soviet Army.

Los españoles que participaron en el Desembarco de Normandía o los que intervinieron en la liberación de París (ver entradas anteriores) no fueron los únicos exiliados republicanos, hubo un importante número de ellos, si bien más reducido, que lucharon en el Frente Oriental durante la II Guerra Mundial.

Tras el final de la guerra civil, cerca de 3.000 niños y unos 1.000 adultos (muchos de ellos militantes del PSUC y del PCE, así como algunos militares) marcharon a la Unión Soviética (URSS), donde fueron refugiados en diversas ciudades. Algunos veteranos de la guerra civil fueron a las academias militares (Frunze y Voroshilov entre ellas), los niños fueron enviados a orfanatos mientras el resto de los adultos fueron mandados a fábricas y lugares parecidos.

Muchos de ellos quisieron enrolarse en unidades regulares dentro del ejército soviético, pero en un primer momento no se les permitió.

La situación para ellos cambió cuando el 22 de junio Hitler lanzó la Operación Barbarroja y los ejércitos alemanes y sus aliados invadieron la Unión Soviética. Los republicanos españoles así como de otras nacionalidades que se encontraban viviendo allí fueron reclutados por el ejército rojo (este es el nombre con el que también se conocía al ejército soviético).

Por lo que respecta a los exiliados republicanos, hay que empezar diciendo que al igual que los franceses en 1940, los soviéticos ofrecieron a los españoles la posibilidad de alistarse, cosa que hicieron muchos; aquellos que no quisieron combatir, fueron internados en campos de trabajo (gulags).

Un primer grupo fueron los marinos. Al final de la guerra civil se encontraban en las costas soviéticas unos 69 marinos que habían ido a la URSS por material diverso. Aunque eran pocos, la mayoría de ellos se enroló en la armada soviética, donde sirvieron toda la guerra. Los barcos fueron utilizados según las necesidades del frente.

A los pilotos, como he dicho antes, no les permitió la entrada en combate. Fue un encuentro casual entre el antiguo piloto Juan Bravo y el general Osipenko en la calle Gorki en Moscú, (ambos se conocían desde la guerra civil española) lo que cambió su situación. Había cerca de 157 pilotos en la URSS en el momento de la invasión en junio de 1941 y su experiencia militar fue muy valorada. La mayoría de ellos intervino en batallas como la de Stalingrado, Kursk y en la posterior ofensiva sobre Berlín.

Como anécdota, Juan Bravo junto con otro grupo de aviadores escoltó a Stalin a la conferencia de Teherán (28/11/43 – 01/12/43) siendo condecorados por ello.

Otros nombres de pilotos a tener en cuenta fueron Jose María Bravo, Andrés Fierro, Alfonso García Martín, Antonio García, Manuel Zarauza, Jose María Pascual, Antonio Arias o Juan Lario, entre muchos otros.

Los supervivientes permanecieron en el ejército hasta 1948, cuando fueron desmovilizados.

640px-EasternFrontWWIIcolage

Collage con diversas fotos sobre el Frente Oriental en la II Guerra Mundial

 

Es en el ejército de tierra donde nos encontramos a la mayor parte de los republicanos españoles que lucharon en el Frente Oriental. En el verano de 1941, ya con los ejércitos alemanes y aliados (las potencias del Eje) invadiendo la URSS, los extranjeros que vivían allí fueron movilizados. Los exiliados republicanos que se encontraban en Járkov fueron encuadrados en la 5ª Brigada Independiente de Ingenieros mandada por Stárinov, un veterano de la guerra civil, Domingo Ungría era el que comandaba a los españoles. Recibieron su bautismo de fuego en la zona del golfo de Tagarong, en el mar de Azov.

Los exiliados que vivían en Moscú, fueron destinados a la 4ª Compañía de la Brigada Independiente de Fusileros Motorizados de Destino Especial (OMSBON), creada poco antes. El valenciano (de Buñol) Pelegrín Pérez Galarza fue el oficial que mandaba a este grupo de republicanos.

Esta unidad militar entró en combate en el este de Ucrania, donde lucharon contra los alemanes y los nacionalistas ucranianos que les apoyaban. Destacaron en la lucha guerrillera y en las operaciones de sabotaje lanzándose en paracaídas tras las líneas enemigas.

A finales de 1942 y principios de 1943 fueron destinados a Tiflis (Georgia), donde compartieron labores de vigilancia y de combate. Meses después fueron destinados a Moscú, donde establecieron su cuartel general. Hacia mayo de 1943, estos dos grupos se integraron en uno solo.

Estos republicanos exiliados continuaron durante toda la guerra con sus operaciones guerrilleras y de sabotaje (en julio de 1943 llegaron a volar un tren) en zonas como Lituania, Ucrania, Bielorrusia, Polonia y Rumanía.

Aunque este es el grupo más conocido, nos encontramos también con españoles en Stalingrado (donde murió Rubén Ruiz, uno de los hijos de Dolores Ibárruri, La Pasionaria), en Leningrado los hubo en el 264º  Batallón Especial de Ametralladoras, el 3er Regimiento de Voluntarios y en la 1ª y 2ª División de Voluntarios, contribuyendo a la defensa de la ciudad, e incluso en el avance sobre Berlín, donde falleció en 1944 Santiago Nelken, hijo de la política Margarita Nelken.

A pesar que muchos de ellos fueron retirados del frente, su gesta fue reconocida en las más de 700 condecoraciones que recibieron (algunas póstumamente, como la de María Pardinas), siendo 70 de ellas las de Bandera Roja, Estrella Roja y de Héroe de la Unión Soviética, las más altas que daba el ejército de la URSS. Muchos no pudieron volver a España por la supervivencia de la dictadura de Franco y su gesta, al igual que los que participaron en el Desembarco de Normandía o en la liberación de París (La Nueve) no ha sido reconocida hasta hace poco. Espero que estas líneas sirvan para que entre todos veamos que no todos los españoles apoyaron a la dictadura y que los hubo que lucharon contra el fascismo en la II Guerra Mundial.

Bibliografía:

– Fernández, A. “Historia Universal: Edad Contemporánea” (Vol IV)   Vicens Vives, Barcelona 1994

– Iordache Carstea, L “El exilio de los marinos y pilotos españoles en la Unión Soviética”, recogido en  http://revistas.uca.es/index.php/trocadero/article/viewFile/1970/1815 (2013)

– Martínez, M “Partisanos españoles en el infierno de Ucrania”, Revista Serga, Num 54 y 55 (2008) y Ramila, J. “Los Quijotes de Stalin”, Revista Clío (2009) en el portal eurasia1945.com

http://elpais.com/diario/1985/05/10/internacional/484524015_850215.html

– Otros: Las páginas 1y2gm.net, belliludi.com y estacionmir.com/historia y entrevista a Daniel Arasa sobre su libro “Los españoles de Stalin”. Las fotos han salido de una búsqueda en google.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: