Las fosas comunes en España. Mass graves in Spain

IMG_2322 IMG_2323

Monumento y vista general de la fosa común de Linares (Jaén). Las fotos fueron tomadas por mi durante una visita.

Today I’m going to speak about Franco’s dictatorship’s mass graves in Spain. There are 2,500 in all the country and historians think that 143,000 Spanish people could be in them. These mass graves were part of Franco’s terror strategy from the very first days of the Spanish Civil War. These graves were hidden during a lot of years until the return of democracy to Spain and thanks to the excavation in a town called Priaranza del Bierzo, in the north of the country. Today, there still are a lot of families that don’t know where their relatives are buried and they want give them a proper burial. Stolen babies and dead soldiers during the war aren’t included in this amount.

Hoy me gustaría hablar de las aproximadamente 2.500 fosas comunes que existen en España, en ellas se piensa puede haber enterrados unos 143.000 personas. Estas tumbas formaban parte de la estrategia represiva de Franco y sus partidarios desde los primeros días del golpe y la guerra civil en nuestro país. Su existencia fue ocultada y silenciada durante décadas hasta que, con la apertura de la fosa de los “13 de Priaranza del Bierzo” (León), en el año 2000 cobró de nuevo protagonismo. A día de hoy, son muchas las familias que desconocen donde se encuentran sus parientes y quieren que se les dé una tumba digna. En esta cifra no se cuenta ni a los niños robados ni a los muertos en combate.

mapa fosas comunes en 20minutos.es

Tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936,  el ejército rebelde fue desarrollando una muy organizada estrategia de represión en los territorios que iba ocupando. Esta estrategia,  incluía encarcelamientos y torturas sin juicio previo, muchas mujeres fueron violadas en esta situación. A partir de 1937 se hizo un simulacro de juicios para dar apariencia legal a lo que se hacía. En ellos, los prisioneros eran acusados de “auxilio a la rebelión” (sí, habéis leído bien) y eran condenados a muerte en el mismo día. La ejecución se llevaba a cabo en las tapias de los cementerios o en cunetas cercanas a la carretera. En casos como la fosa común del cementerio de san Rafael en Málaga, se rociaba a los cadáveres con cal viva para acelerar la descomposición de los cuerpos.

En las ejecuciones intervenían falangistas, pero también ultraderechistas, algunos elementos de las fuerzas de seguridad, militares, y civiles que eran reclutados por su ideología política o porque eran buenos tiradores (como en el caso del fusilamiento de Federico García Lorca). Estos escuadrones de la muerte solían estar bajo el mando o la influencia de algún cacique local y contaban con la aprobación de sacerdotes. A veces eran los terratenientes o los curas los que denunciaban a alguien ante los rebeldes para que fuera detenido. La delación se hacía de forma anónima.

Su forma de actuar era casi siempre la misma. Cuando los rebeldes llegaban a un pueblo o una ciudad (como hacían Castejón o Sagardía en Extremadura o en Lleida, respectivamente), se procedía a la detención de cualquier persona que fuera simpatizante de la República, ya fuera un afiliado a un partido o sindicato o bien un cargo electo, como fue el caso de José  González Barrero, el alcalde republicano de Zafra, y que sería más tarde fusilado y enterrado en una fosa común cerca de este pueblo. A estos detenidos (muchas veces en campos de concentración y otras prisiones), junto a aquellos que se habían fugado, se les engañaba con la falsa promesa que si se entregaba, no les pasaría nada. Una vez arrestados, eran transportados en camiones hasta el lugar en el que eran fusilados y luego enterrados. Las víctimas eran obligadas a cavar su tumba antes de la ejecución.

Existen episodios de extrema crueldad que se llevaron a cabo. Hay constancia del fusilamiento por los rebeldes de menores de edad y de mujeres embarazadas en diversas localidades de Extremadura a cargo de la columna del comandante Castejón. En Valladolid y en Pamplona, las burguesías locales de cada ciudad invitaban a una romería y a churros con chocolate mientras se producían las ejecuciones y los enterramientos, o como el caso de la plaza de toros de Badajoz, donde los más de 2.000 fusilados entre el 14 y el 15 agosto de 1936 y enterrados en una fosa común allí mismo, eran “toreados ante las miradas de los oligarcas de la ciudad, que se encontraban tranquilamente sentados en sus asientos. Testimonios de los periodistas extranjeros Mario Neves, René Brut, Jay Allen y John Whitaker fueron fundamentales para dejar constancia de lo que había pasado.

Los testimonios orales, como en el caso de estos tres periodistas, han sido muy importantes para localizar las fosas comunes de la dictadura de Franco más de setenta años después de finalizar la guerra civil, y explico esto. Con la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial, el régimen dictatorial español hizo todo lo que pudo para esconder estos enterramientos y suavizar su imagen ante los vencedores de la pasada contienda, abandonando esos cadáveres a su suerte. Impuso una ley del silencio sobre las mismas, y negó durante décadas su existencia, a pesar que tal y como se puede ver en este documento extraído de Morir, matar, sobrevivir sabía que existían:

“En el sitio VALLE DE LA ZURANGA cerca del Cordel y a la derecha del

Arroyo y a la izquierda de la carretera en una zanja fueron enterrados los cadáveres de siete hombres y en el mismo cordel uno […].  Los cadáveres a que me refiero fueron enterrados en el mes de agosto de 1936 en zanjas que fueron abiertas para este fin y desde entonces hasta la fecha no hay noticias de que a las sepulturas mencionadas les [sic] haya tocado nadie ni los restos hayan sido sacados por ningún animal, como están en el campo desde luego no reúnen condiciones de seguridad aunque en la parte de salubridad no están afectadas.

Dios guarde a V.S. muchos años.

Reina 26 de Mayo de 1941. El Alcalde (ilegible)”.

Como contrapartida, las víctimas de la represión en la zona que permaneció leal a la República fueron homenajeadas como héroes, y la dictadura levantó numerosos monumentos y placas donde se les consideraba “caídos por Dios y por España”.

Un pequeño inciso antes de volver al tema principal, la represión llevada a cabo por los golpistas fue perfectamente planificada desde el principio y continuó durante muchos años. La ocurrida en la zona republicana fue espontánea y no organizada, fruto del vacío de poder que hubo tras el golpe. Es más, el propio gobierno de la República nombró un juez, Bertrán Quintana para que la investigara. Como dice el historiador Javier Rodrigo “el conocimiento de abusos en ambos bandos no equivale a su simetría”. Pero como he dicho antes, no voy a hablar de ello ahora en esto cuando lo haré pronto.

Volviendo al tema que me ocupa hoy, la importancia de los testimonios orales ha sido muy importante en la localización de estas fosas comunes. La dictadura hizo todo lo posible para ocultar los documentos que hablaban de ellas, e incluso destruyó los que pudo en cuanto tuvo la oportunidad. Tengo que decir aquí que la destrucción de dichos documentos ocurrió también después de la muerte del dictador. Entre 1976 y 1978 se ordenó a los distintos cuarteles de la guardia civil que enviasen sus papeles relacionados con la guerra civil y la dictadura a Madrid, donde serían destruidos.

A pesar que hoy en día nos pueda resultar extraño, cuando volvió la democracia a España, hubo una primera etapa de apertura de fosas comunes. Ocurrió entre 1978 y 1981, cuando unas dos  mil personas fueron desenterradas de estas tumbas colectivas por iniciativa de militantes de sindicatos y partidos políticos de izquierda. Entre las primeras fosas que se abrieron estaban las de Alfaro y Calahorra en La Rioja, una región donde no hubo combates durante la guerra civil. Sin embargo, el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 paró la mayor parte de esos trabajos, aún existía mucho miedo en España y los pocas excavaciones que se hicieron posteriormente fueron muy discretas. El apoyo de los distintos gobiernos que hubo después desapareció por completo.

La cosa cambió a partir del año 2000. El periodista Emilio Silva, después de mucho buscar, consiguió encontrar los restos de su abuelo, Emilio Silva Faba, fusilado en un grupo de 13 personas en septiembre de 1936 y enterrado en una fosa común cerca de la localidad leonesa de Priaranza del Bierzo. Voluntarios de varios países vinieron a trabajar en la apertura de esa fosa, y además, medios de comunicación de Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Noruega y otros países fueron a seguir los trabajos que se hacían. Los cuerpos encontrados fueron enterrados en tumbas en cementerios de la zona. Casi al mismo tiempo, Emilio Silva junto a un grupo de personas, fundó la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) para impulsar este proceso por todo el país. Su web es http://www.memoriahistorica.org.es

Desde entonces la situación ha cambiado, ello incluye a la condena que el congreso de los diputados hizo el 20 de noviembre de 2002 del golpe militar y de la dictadura de Franco, así como una querella en Argentina para investigar los crímenes de la dictadura y el apoyo de la ONU en este proceso a que se investiguen a las personas desaparecidas en fosas. De forma aproximada, se puede decir que desde el año 2000 se han excavado cerca de 400 fosas y recuperado cerca de 6.000 cuerpos. Una cifra importante en comparación con lo hecho hasta ese momento pero muy baja si recordamos que son 143.000 los españoles que hay desaparecidos en fosas de la dictadura de Franco (España es el segundo país del planeta con mayor número de desaparecidos, solo superada por Camboya). A la hora de trabajar en ellas, ha sido importante la experiencia de países que han sufrido episodios similares, como es el caso de Chile, Argentina, Guatemala, Yugoslavia, etc.

Fosas Comunes del franquismo en el barranco de El Carrizal de Orgiva (Granada)

Monumento de homenaje a las víctimas de Franco en la fosa común de Órgiva (Granada).

De las aproximadamente 2.500 fosas comunes que hay repartidas por toda España, Andalucía es la región donde más hay, con 615 enterramientos de este tipo. Le siguen en este triste catálogo Aragón, Asturias, Castilla-León y Catalunya. Como no puedo citarlas todas, aquí va un breve listado:

-Fosa común en el patio de san Diego en el cementerio de Linares (Jaén). Hay 70 víctimas que fueron fusiladas entre 1939 y 1941 el ejército, guardia civil y falange. Identificada en 2007.

-Fosa del submarino C3 en Málaga. 336 marineros que murieron cuando el submarino en el que iban fue hundido por un torpedo alemán el 12 de diciembre de 1936

-Cementerio de san Rafael en Málaga, con hasta unos 4.500 fusilados (349 de ellos niños) tras la conquista la ciudad por tropas italianas y de los rebeldes en 1937 y hasta 1957. Es quizás la más grande del país, la mayor parte de las víctimas han sido identificadas.

-Fosa de Órgiva (Granada) con unos tres mil fusilados de toda la comarca de las Alpujarras.

-Los pozos de Caudé (Teruel) con unos mil cuerpos enterrados.

-En el cementerio de Ciriego (Cantabria), hay una tumba colectiva con 1.200 víctimas.

-Fosas comunes en el cementerio de Sevilla con unos 3.500 cadáveres enterrados.

-En la zona de Ronda se cree que hay fosas con unas 3.000 víctimas enterradas allí

-Sima de Jinámar en Telde (Gran Canaria). Unas mil víctimas. En años posteriores a la II Guerra Mundial se arrojaron basuras y escombros a esta fosa para esconder los cuerpos que había allí.

-Fosa común del cementerio de Talavera de la Reina (Toledo), con más de 400 personas enterradas allí.

-En la ciudad de Barcelona se cree que puede haber hasta 4.000 personas enterradas en diferentes tumbas colectivas.

-El valle de los caídos (Madrid) entre 20.000 y 30.000 cuerpos, muchos de los cuales fueron llevados allí sin el consentimiento de las familias.

-Monte Estepar (Burgos), 400 víctimas. Evidencias que fueron fusiladas a bocajarro y con el cráneo destrozado.

Otras fosas son las de Teba (Málaga), con entre 125 y 150 víctimas, Alora (con unas 200), Zaragoza (3.500), Uclés (2.500), Lleida (800), Ponferrada (500), cementerio san Salvador de Oviedo (1.700), hay también en el cementerio de Jaén (unas 3.000), Granada, Córdoba, Valencia, Mérida (3.500), Jérez (varios cientos), Lucena, Dos Hermanas, Cartagena, Candeleda, Baltanás, Aranda de Duero, en Madrid hay varias, etc.

Exhumación en las inmediaciones del penal de Valdenoceda Burgos elpaispuntocom fosa comun en malaga en 2007 publico.es

Arriba: Fosa común en Valdenoceda (Burgos) Abajo: Fosa común en Málaga. Fuente: elpais.com y publico.es

Hay por lo menos una en cada capital de provincia, muchas de ellas identificadas y con su placa de homenaje a las víctimas. Sin embargo, aún hay oposición a que se abran las fosas comunes (hay una querella en Argentina porque al exjuez Baltasar Garzón se le impidió que investigara), muchas administraciones no apoyan su apertura y los voluntarios tienen que recurrir a donaciones particulares para trabajar en ellas (recientemente un sindicato noruego donó dinero para la apertura de fosas en pueblos de Lugo, Ávila y Cádiz). Otra razón es que usa la ley de Amnistía de 1977 para no buscar a los desaparecidos, y el gobierno conservador actual utiliza el argumento de mirar hacia el futuro para no abrir las tumbas, pero, se gasta dinero en excavar en fosas comunes en Bosnia o desenterrar los restos de los combatientes de la división azul (enviados para apoyar a Hitler cuando el ejército alemán invadió la Unión Soviética) y traerlos de vuelta a España. No puedes decirle que sí a una familia y no a otra.

Una cosa más para terminar: los que se oponen a la apertura de fosas utilizan también usan el argumento de que se pueden reabrir odios si éstas se abren, sin embargo, de mi experiencia personal estudiando este tema así como de mis lecturas o seguir entrevistas en radio o televisión a familiares de desaparecidos, no he visto nada de ese presunto rencor. Todo lo contrario, no quieren que sus familiares estén en una cuneta sin identificar y sólo les quieren dar una tumba digna, que poder ir a visitar de vez en cuando.

homenaje a victimas en oviedo www.rtve.es

Homenaje a las víctimas de Franco en Oviedo. Fuente: rtve.es

Bibliografía empleada:

-Gassiot Ballbé, Ermengol “Arqueología forense de la guerra civil y el franquismo” UAB, Barcelona 2008

-Ferrándiz, Francisco “El descubrimiento de las desapariciones forzadas en la España contemporánea” en Revista de Antropología Social, n19, Madrid 2010 y también “Fosas comunes, paisajes del terror” en Revista de dialectología y tradiciones populares n1 Vol LXIV Madrid enero-junio 2009

-Gimenez Porcel, Judith “Las fosas comunes y la guerra civil”  UB, Barcelona 2013

-Solé i Barjau, Queralt “Inhumados en el valle de los caídos”  en Revista de Historia Nova n9, Madrid 2009

-Silva, Emilio y Macías, Santiago “Los fosas de Franco: los republicanos que el dictador dejó en las cunetas” Temas de Hoy, Madrid 2003

-Casanova Julián (ed) “Morir, matar, sobrevivir: La violencia en la dictadura de Franco” Crítica, Barcelona 2004

-Preston, Paul “The Spanish Holocaust” Harper press, London 2013

-Link de la Junta de Andalucía sobre fosas comunes. http://www.juntadeandalucia.es/administracionlocalyrelacionesinstitucionales/mapadefosas/index.jsp

-Documentos RNE “Las fosas de la memoria” 22/11/2008http://www.rtve.es/alacarta/audios/documentos-rne/documentos-rne-fosas-memoria-22-11-08/346563/

– Documentales fosas comunes del canal de Historia: Las fosas del silencio, Capítulo 1 http://www.youtube.com/watch?v=pmBC5is64JQ Las fosas del silencio, Capítulo 2 http://www.youtube.com/watch?v=Yi0KZp4rOnU

-Artículos de periódicos: Natalia Junquera y Julián Casanova (elpais.com), Juan Miguel Baquero, María Serrano y Nestor Cenizo (eldiario.es), Alejandro Torrús, Patricia Campelo y Octavio Granado (publico.es), Francisco Pimentel (La voz de Ronda), Emilio Silva (La crónica de León). Gracias igualmente a Esperanza García Roja por los aportes. Las fotos han salido de buscar por google.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: