La influencia de la dictadura de Franco en la España de hoy. The influence of Franco’s dictatorship in today Spain

IMG_2322

Monumento a los republicanos en la fosa común en el cementerio de Linares (Jaén)

In today’s entry, I’m like to speak about some aspects of Franco’s dictatorship that you can see in Spain in 2015. After forty years after his death and the return of the, you can see those aspects in this country. For example, concentration camps in Spain, mass graves, the Spanish Republicans who went into exile, propaganda of the social and economic politics, etc. The current Spanish democracy is influenced by these aspects, and because of them, has some limitations.

En la entrada de hoy, me gustaría hablar de lo que perdura de la dictadura de Franco en España. Casi cuarenta años después de su muerte y del retorno de la democracia a este país, todavía hay aspectos de la dictadura que se puede ver. Dichos aspectos son: el desconocimiento sobre los campos de concentración y las fosas comunes, los exiliados y la propaganda sobre la política económica y social de la dictadura. La influencia de este ‘legado’ hace que la actual democracia española tenga carencias.

Fosas Comunes del franquismo en el barranco de El Carrizal de Orgiva (Granada)

Otro monumento a las víctimas de la represión de la dictadura en la provincia de Granada.

Casi cuarenta años después de la muerte del dictador Francisco Franco, en España todavía hay influencia de su régimen totalitario en nuestro país. Esta influencia, en mi opinión, ha hecho que la democracia española tenga importantes carencias. El origen, puede estar en cómo se gestionó la vuelta de la democracia en la Transición. Cuando se hizo, el país venía de una dictadura muy represiva que duró 36 años, y ésta a su vez, de un golpe de Estado (el 18 de julio de 1936) y de una guerra civil de tres años. Recordemos que todo esto fue contra del gobierno democrático de la República. Durante mucho tiempo, he escuchado que esa transición fue lo mejor que pudo pasar. Sin embargo, después de este tiempo, se ha visto como un pacto por el olvido, con una ley de “punto y final” como las que hubo en las dictaduras chilena y argentina de Pinochet y Videla, respectivamente. Esta ley en nuestro país es la de Amnistía de 1977, que sirvió  para amnistiar a presos políticos, aunque en la práctica impidió un reconocimiento de las víctimas de dicha dictadura. Además, esta ley dio lugar a que muchos franquistas tuvieran una impunidad de la que han disfrutado hasta hoy.

El que no se haya reconocido a las víctimas de la dictadura de Franco, tras casi cuatro décadas de democracia es algo vergonzoso. En nuestro país hay más de 100.000 personas en unas 2.500 fosas comunes (algunos autores sospechan que pueden ser hasta ciento cincuenta mil). En muchos casos, se sabe la identidad de quienes están sepultados en esas fosas, con monumentos de homenaje que recuerdan quienes están allí. Incluso hay algunas tumbas colectivas que se han abierto y los que estaban allí, pudieron ser enterrados en una tumba digna. Desgraciadamente, hay en muchos casos otras que no han sido abiertas, desconociéndose la identidad de los allí enterrados. Tanto en un caso como en otro, hay que mencionar la desidia de las administraciones en general (ya sean municipales, regionales o nacionales), a la hora de recuperar estos cuerpos. Los argumentos para no investigar son un poco infantiles desde mi punto de vista, se habla de no estudiar el pasado para no abrir heridas, aunque yo no he visto ese odio del que hablan cuando se ha abierto una, todo lo contrario, he visto mucha emoción al ver como se recuperaban los restos de un familiar desaparecido. Sin embargo, esto no ha impedido a los distintos gobiernos españoles dar dinero para abrir fosas comunes en Bosnia, Irak, Guatemala o Colombia, por citar unos ejemplos mientras se ponen excusas para no trabajar en las de este país. Se da el agravante que se han invertido decenas de miles de euros de repatriar los cuerpos de los fallecidos de la división azul, el cuerpo expedicionario que Franco envió de apoyo a Hitler cuando Alemania invadió la Unión Soviética en 1941. No puedes apoyar a unas familias e ignorar a otras.

Junto a los desaparecidos en las fosas comunes (España es el país con más desaparecidos del planeta después de Camboya), hay que hablar también del desinterés hacia las víctimas de la represión perfectamente organizada de la dictadura. Son personas que fueron encarceladas por ser de izquierdas, nacionalistas (vascos o catalanes sobre todo), masones, ateos, agnósticos, homosexuales y lesbianas, etc. La forma de la represión fue muy amplia, los republicanos condenados fueron encarcelados en prisiones o campos de concentración (hubo más de 180 en todo el país), trabajos forzados (realizando carreteras, embalses, infraestructuras militares, edificios religiosos, etc), deportaciones, forzándoles al exilio, prohibirles ejercer sus empleos, otros fueron depurados porque habían sido simpatizantes republicanos (hubo profesores, fotógrafos, escritores, artistas o científicos) o ejecutados. De toda esta represión se habla poco en los libros de Historia y cuando se hace, da la impresión que se quiere ir con cuidado para “no herir los sentimientos de nadie” o que “es el otro bando también hizo cosas”. Es increíble, pero, y de eso voy a hablar más adelante, pero los nostálgicos de la dictadura se quejan que pueden ser ofendidos si mencionas los crímenes de la dictadura. Esta situación no se da en otros países como Italia o Alemania, que tuvieron un régimen dictatorial parecido al que hubo aquí.

El tema de los títulos honoríficos que en su día les fueron concedidos a Franco y a otros militares golpistas como Mola o Queipo también se puede destacar. A pesar que durante la Transición se cambiaron nombres de calles y plazas, todavía se mantienen muchas dedicadas a partidarios de Franco. Los defensores de dejar las cosas como están se justifican diciendo que eso es parte de nuestra Historia. Yo creo que no lo es, glorificar con una calle a un criminal de guerra eso no es Historia, es propaganda (eso es algo muy diferente) y por tanto se les debe cambiar el nombre, ya empieza a haber plazas y calles dedicadas a personajes de la etapa republicana, pero debe haber más para que sea efectivo el reconocimiento a estas personas. No hay que olvidar que hubo muchos represaliados por defender la democracia en España. Hace poco hemos tenido dos buenas noticias que han venido de la provincia de Jaén. En la primera, Úbeda ha retirado la medalla de oro de la ciudad que se le concedió en su día al dictador. En La Carolina, se han iniciado los trámites para nombrar a alcaldesa honoraria a Ana López Gallego, una de ‘Las 13 rosas’ que fueron fusiladas en Madrid el 5 de agosto de 1939. Por cierto, ni en Alemania ni Italia hay calles o plazas dedicadas a los dictadores de esos países.

La dictadura creó una idea de España que ha llegado hasta nuestros días. Para el anterior régimen eras un buen español si, eras muy católico (nada de ser ateo o miembro de otra religión), monárquico (tenías que ser antirrepublicano), ultraconservador y tenías una concepción del país muy centralizada, (rechazando cualquier forma de regionalismo o incluso federalismo). Esta visión uniforme, llevaba a mirar con recelo y desconfianza cualquier forma cultural diferente, que era vista con sospecha. A las posibles alternativas se las acusaba de ser antiespañolas. Existía además un fuerte nacionalismo, que, escondía en ocasiones un mal disimulado racismo (como el caso del antisemitismo o la actitud “imperial” hacia Sudamérica)Esta visión se mantiene en gran parte de los conservadores del país y en parte de la izquierda.

La impunidad de la dictadura de Franco es otro aspecto. Con la vuelta de la democracia no sólo no se juzgó a los responsables de los delitos cometidos  por los rebeldes en la guerra civil ni durante la dictadura, sino que muchos de ellos se han jubilado o incluso han fallecido sin poder ser juzgados. En este aspecto, la actitud de los distintos gobiernos españoles de no colaborar con la Interpol o con la ONU es muy criticable. Se ha tenido que recurrir a la justicia argentina para que la impunidad de este régimen pueda romperse. Los casos de Billy el Niño o el Capitán Muñecas, son un par de ejemplos concretos de cómo dos acusados de torturas, no fueron molestados con el retorno de la democracia a España. Incluso Melitón Manzanas, el primer asesinado por ETA, es recordado por esto y no por ser un torturador y un colaborador de la Gestapo. Nuestro país no ha tenido unos juicios como los de Nuremberg en Alemania o una Comisión de la Verdad como en Sudáfrica y eso se nota.

2013120316251353696

La jueza argentina María Servini, que investiga los crímenes de la dictadura de Franco. Fuente: lavoz.com.ar

Quizá el aspecto más presente en la España de hoy, es toda la mitología relacionada con los presuntos beneficios sociales “heredados” de la dictadura. Franco y su gobierno presumían de construir muchos pantanos, sin embargo, no decían que en muchos de ellos trabajaban presos políticos en un sistema de trabajos forzados, que, estuvo vigente hasta 1970 (ver la entrada https://blogdehistoriaderafa.wordpress.com/2014/10/12/el-patronato-de-la-redencion-de-penas-por-el-trabajo-y-los-trabajos-forzados-en-la-dictadura/). Los partidarios del anterior régimen, dicen que en la dictadura se creó la Seguridad Social. Si bien es cierto que existía un organismo parecido (La Seguridad Social como tal se gestionó en diversos pactos firmados en la Transición), su cobertura no era la que existe en la actualidad. Además, hay que mencionar que la dictadura eliminó leyes sociales de la República (como la del aborto) e incluso del reinado de Alfonso XIII, para luego volverlas a instaurar pero cambiándoles el nombre. Así parecía que había sido este régimen el que había hecho la política social y no la República.

Hay otras mitologías de la dictadura, que, en cuanto se pudo investigar sobre ellas, se vio que eran sólo pura propaganda. Lo bueno es que salvo entre los nostálgicos, esta propaganda no tiene la fuerza que tenía antaño. Voy a mencionarlas ahora pero hablaré de ellas más adelante. La más conocida, la presunta genialidad militar de Franco que no tenía, el intentar convencer que gracias a él nuestro país fue neutral en la II Guerra Mundial (no fue gracias a él y ya sabemos que su régimen no fue exactamente neutral en dicha guerra), la corrupción que hubo (el historiador Ángel Viñas ha publicado recientemente un libro que habla sobre ello), el papel activo de la Iglesia católica, (que colaboró con Franco desde el principio), la concepción que se tenía sobre la mujer o su política económica (mantuvo una autarquía que casi llevó el país a la quiebra, y cuando tuvo que aplicar un plan de reformas en 1959, él, lo mismo que Luis Carrero Blanco, lo hicieron de mala gana). Se puede mencionar también que muchas de estas cosas las sabemos por historiadores que han ido a archivos en Londres, París, Moscú o Berlín, porque investigar aquí sobre la dictadura, es algo complejo.

Sin duda, los aspectos sociológicos todavía perduran en parte de la sociedad española. Aparte de los nostálgicos, que justifican lo injustificable, todavía quedan bastantes personas que les cuesta entender que la dictadura de Franco fue lo peor que le pudo pasar a este país en su historia más reciente. Debido a que identifican democracia con monarquía, les cuesta entender  que este país pudo ser una República democrática similar a Francia o Estados Unidos, y creen la versión de franquista del “peligro judeo-masón-comunista”. La propaganda de la dictadura también ha hecho su daño. Hay personas que justifican el golpe de Estado y la guerra civil con la etapa republicana, desconociendo que fue el bando que instauró la dictadura el que provocó todo esto. Pese a lo que digan los nostálgicos, la inestabilidad política no fue el origen de todo lo que vino después. En el propio mes de febrero de 1936, Franco intentó que se convocara el Estado de Guerra para impedir el triunfo electoral de la izquierda. Además, desde junio de 1936, ya estaba claro el apoyo de los fascistas italianos a los golpistas.

En la mayoría de estos casos, hay desconocimiento y confusión. Me explico, estas personas no dudan en reconocer lo negativo que fueron regímenes como los de Hitler o Musollini, pero cuesta cuando se trata de dictaduras como la de Franco aquí o la de Horthy en Hungría. Está claro que a los convencidos que se creen que Franco no fue tan malo, con esos no hay mucho de lo que se pueda hablar, pero sí se puede con los que simplemente están mal informados. Con ellos, se puede discutir tranquilamente y hacerles ver lo que es la Historia y lo que es propaganda de un sistema de gobierno tan terrible como fue la dictadura de Franco.

Bibliografía:

-Varios artículos del profesor Vicenç Navarro (vnavarro.org)

-El blog del historiador Ángel Viñas (angelvinas.es)

-Casanova, Julián y Gil Andrés, Carlos. “Historia de España en el siglo XX”  Ariel Historia,      Madrid 2009

-Gómez Bravo, Gutmaro “Venganza tras la victoria: la política represiva del franquismo 1939-1948” (pags 575-591) en Viñas, A (ed) “En el combate por la Historia”  Pasado y Presente, Barcelona 2012

-Pascual, P. “Campos de concentración en España” en Revista de Historia16, núm 310  Madrid

-Blanco Escolá, Carlos “La incompetencia militar de Franco”  Alianza editorial, Madrid 2000

-El programa del canal de tv la Sexta, ‘La Sexta Columna’ que hablaba precisamente sobre que queda del franquismo hoy en día. http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/que-queda-franquismo-espana-anos-despues_2015092200366.html

-Periódicos y webs: memoriahistorica.org, elpais.com, publico.es, eldiario.es, Europa Press, ideal.es, lavoz.com.ar

-El documental de TV3La cara oculta dels pantans de Franco (en catalán) que puede verse completo en https://www.youtube.com/watch?v=DHy4lt7MoGk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: