La Desbandá de Málaga en febrero de 1937/ The Desbandá of Málaga in February 1937

Almeria_GCA_carretera_malaga-almeria culturaandaluciapuntocom

Refugiados republicanos huyendo de Málaga. Fuente: culturaandalucia.com

Today’s blog post is dedicated to one of the saddest events that took place during the Spanish civil war, an event known as “La Desbandá” (avalanche). At the beginning of February 1937, “La Desbandá” was the escape of hundreds of thousands of people who were running away from the city of Malaga, which had been occupied some days before by the rebel troops under the leadership of Queipo de Llano and his Italian allies. The real tragedy of this event was that during their escape, via the coastal road which led to Almería, they were attacked by sea and air, causing a large number of victims (between 3,000 and 5,000 deaths) and more injured. Volunteers, like the Canadian doctor Norman Bethune, bore witness to this event which Franco’s dictatorship wanted to cover up.

La entrada de hoy está dedicada a uno de los sucesos más tristes de la guerra civil, la conocida como “La Desbandá”. Ocurrida en los primeros días de febrero de 1937, fue la huida de cientos de miles de personas que huían de la ciudad de Málaga, que había sido ocupada unos días antes por las tropas rebeldes del general Queipo de Llano y sus aliados italianos. La tragedia de este suceso, vino motivada porque en su huida a través de la carretera de lo costa hasta Almería, estos civiles fueron atacados por mar y aire, causando un gran número de víctimas (entre 3.000 y 5.000 muertos) y heridos. Voluntarios como el médico canadiense Norman Bethune fueron testigos de este suceso que la dictadura de Franco quiso ocultar.

Canadian Blood Transfusion Unit which operated during the Spanish Civil War. Dr Norman Bethune is to the right (c. 1936 37, Spain) wiki

El doctor Norman Bethune junto a una ayudante y su ambulancia. Fuente: Wikipedia

Para comprender la magnitud de este suceso, hay que remontarse unos meses antes. El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 había fracasado en Málaga, y, durante las primeras etapas de la guerra civil, por lo que ésta se mantuvo fiel a la República. Sin embargo, a pesar que los golpistas fallaron en su intento de hacerse con el poder allí, la ciudad, se hallaba en una situación de precariedad. Salvo por la carretera de la costa, la capital malagueña se encontraba rodeada por territorio rebelde, por lo que la presión de las tropas sublevadas lideradas por Queipo era muy fuerte, que, se encargaba de amenazar a los habitantes de dicha ciudad desde sus tristemente célebres proclamas radiofónicas con la gente que iba a fusilar o las mujeres que se iban a violar. Esto, junto con el lanzamiento de octavillas desde los aviones de los rebeldes, hizo que hubiera mucho miedo entre los que se encontraban

Dentro, la situación tampoco era tranquila. Había fuerte presencia de la CNT-FAI y de militantes comunistas (con los que había mucha rivalidad). La acción estaba contralada a través del Comité de Salud Pública, que detuvo a unos 500 derechistas locales, de los que fueron ejecutados unos 275 (como represalia por los bombardeos rebeldes e italianos a la ciudad durante los días 22 y 30 de agosto, y el 20, 21 y 24 de septiembre de 1936, entre ellos, Benito Ortega, el alcalde impuesto por el gobierno tras la huelga general revolucionaria de octubre de 1934 (y a pesar de los denodados intentos de su sucesor, Eugenio Entrambasaguas, por salvarle la vida). Además, el EPR tenía dificultades para imponer su disciplina en la zona. A ello hay que añadir que la ciudad se encontraba masificada por la presencia de refugiados provenientes de otras provincias andaluzas, especialmente de Sevilla, Córdoba y Cádiz, y que, debido a la insuficiencia de refugios, subsistían en condiciones muy precarios en todo tipo de edificios, pasando frío y hambre.

Asalto sobre Málaga.

La batalla de Málaga.Fuente: Wikipedia

El 17 de enero de 1937, y desde varios frentes, se inició la ofensiva sobre Málaga. En ella intervinieron 10.000 soldados italianos del CTV (liderados por el general Mario Roatta) y unos 15.000 soldados rebeldes mandados por Queipo de Llano, aunque fue el coronel Francisco Borbón y de la Torre, quien tuvo realmente el mando directo sobre las tropas rebeldes que intervinieron en el ataque. Tenían fuerte apoyo artillero, tanques y unos 100 aviones, fundamentalmente italianos y alemanes. Frente a ellos, el mando del EPR en la ciudad, representado por el coronel José Villalba Rubio, apenas si tenía piezas de artillería o tanques con los que plantear cierta resistencia, además, la mayoría de los 12.000 milicianos que se encontraban allí, apenas si tenían experiencia militar y andaban escasos tanto de fusiles como de munición. El gobierno, debido a las dificultades para defender la ciudad, tampoco pudo enviar refuerzos o armas para apuntalar la resistencia en la zona.

El 3 de febrero de 1937, al mismo tiempo que se intensificaron los bombardeos de los rebeldes, se produjo la ofensiva final sobre Málaga. Las tropas rebeldes del coronel de la Torre atacaron desde la zona de Ronda ese mismo día, mientras los soldados italianos al mando de Roatta, hacían lo propio desde el este de la provincia, con la intención de cercar la ciudad. Esto hizo que cundiera el pánico en la ciudad, que se agravó cuando el 6 de febrero llegaron a Ventas de Zafarraya, con lo cual la resistencia se hundió y la gente empezó a abandonar Málaga con sus propios medios, sobre todo a pie. El día 7, llegaron a los suburbios de la capital malagueña, y, el día 8 ya entraron en la ciudad. Al parecer, este suceso enfadó mucho al general Franco, ya que quería que fuese su ejército (el sublevado) y no el italiano, el primero que entrase a la ciudad. Villalba Rubio, que estaba al mando de la defensa de la ciudad, huyó y se negó a volver a pesar que recibió órdenes del gobierno y de su superior, el general Fernando Martínez Monge para que volviera. Debido a ello, a Villalba Rubio le cayeron acusaciones de cobardía cuando no haber facilitado la entrega de Málaga a los rebeldes. Aunque yo personalmente no se mucho de estas acusaciones, si es cierto que, tras unos años de exilio, Villalba Rubio pudo volver a España en 1950, siendo readmitido en el entonces ejército de la dictadura con el grado de coronel. Tras la entrada de los rebeldes y de sus aliados, se desencadenó una feroz represión en la ciudad recién ocupada, se habilitaron campos de concentración en Torremolinos y Alhaurín el Grande, hubo detenciones, y cerca de 5.000 ejecutados (entre ellos,  el alcalde Eugenio Entrambasaguas), cuyos cuerpos fueron arrojados a fosas comunes en el malagueño cementerio de San Rafael. En esta represión tuvieron un papel muy destacado el capitán rebelde Fernando García Alted y Carlos Arias Navarro, este último, por su laboriosidad en los consejos de guerra franquistas, fue conocido como el ‘carnicero de Málaga’.

Del libro de Norman Bethune the crime of the road Málaga-Almería (1937). Las fotos son de Hazen Sise, asistente del Dr Bethune. malagana.com (barra)malaga1937

Otro grupo de refugiados. Fuente: libro de Norman Bethune the crime of the road Málaga-Almería (1937). Las fotos son de Hazen Sise, asistente del Dr Bethune. malagana.com/malaga1937

 

Al mismo tiempo que se consumaba la caída de la ciudad, unas 150.000 personas huían de ella de forma espontánea, y, sin ninguna planificación alguna para evitar caer en manos de los rebeldes. Salvos unos pocos que lo hicieron por los montes que rodean la ciudad, el resto lo hizo por la carretera de la costa que llegaba hasta Almería. La mayoría lo hizo a pie, con mucho miedo y sin apenas comida ni agua (se cogía la caña de azúcar para poder comer algo). Por la mañana del mismo día 8 de febrero, y cuando los huidos ya iniciaban su marcha de casi 200 km hasta llegar a la segura Almería (a la altura de Torre del Mar se les unieron los refugiados procedentes del interior de la provincia), comenzaron los ataques. Los refugiados republicanos fueron contemplados por los barcos que los rebeldes tenían en esa zona costera, los cruceros Canarias, Baleares y Almirante Cervera, que lanzaron sus proyectiles contra ellos, con la consecuencia además que también se produjeron desprendimiento de rocas por los impactos, por lo que hubo muchos que fallecieron aplastados por las enormes piedras o que se cayeron por los acantilados. Al mismo tiempo, los primeros aviones italianos, les ametrallaban indiscriminadamente desde el aire. El general sublevado Queipo de Llano decía lo siguiente:

“A los tres cuartos de hora, una parte de nuestra aviación me comunicaba que grandes masas huían a todo correr hacia Motril. Para acompañarles en su huida y hacerles correr más aprisa, enviamos a nuestra aviación, que los bombardeó”.

A pesar de que pronto Queipo negó que fueran decenas de miles de personas, civiles en su mayoría, a los que se bombardeaba (los aviones iban en formación pero luego atacaban a los refugiados de uno en uno), pronto la carretera se llenó de cadáveres y de heridos. Hay cientos de niños y niñas que lloraban asustados porque se encontraban solos, bien porque sus familias han muerto o han desaparecido en el caos que se origina en los ataques. Los ataques de histeria se multiplicaron. La presencia de periodistas extranjeros, como Lawrence Fernsworth, corresponsal del conservador The Times y así como del diario británico ‘The Manchester Guardian’, impidió a los rebeldes negar la tragedia de la carretera Málaga-Almería el diario de Manchester escribió lo siguiente:

“La evacuación de Málaga comenzó cuando la población supo de las dificultades de los frentes, pero nadie creyó que el éxodo voluntario iba a asumir el carácter de un cataclismo humano desconocido en la historia de Europa. Pronto se convirtió en una sangrienta realidad. El camino se tornó un infierno bombardeado por los barcos fascistas españoles y los aviones alemanes e italianos. (…) Pronto el camino quedó cubierto de muerte”.

El médico canadiense Norman Bethune (1890-1939) que con su ambulancia, una vieja furgoneta Renault, hizo varios viajes durante los tres días que duró la huida hasta Almería para salvar a todos los refugiados que pudo (se cree que él y sus ayudantes salvaron entre 150 y 200 personas), relató la tragedia que fue la Desbandá de la siguiente manera:

“Imaginaos 150.000 hombres, mujeres y niños que huyen en busca de refugio, temerosos del ejército nacionalista del general Queipo de Llano. No hay más que un camino. No hay más vía de escape. La ciudad que buscan es Almería, y hay que andar hasta allí cerca de 200 kilómetros (…) Tienen que caminar mujeres, ancianos y niños… tambaleándose, tropezando, abriéndose los pies en los pedernales polvorientos, mientras que los fascistas los bombardean sin piedad desde los aviones y los cañonean desde el mar. Los niños llevaban solamente su pantalón y las niñas su vestido ancho, medio desnudos todos bajo el sol… Niños con los bracitos y las piernas enredados en trapos ensangrentados: niños sin zapatos, con los pies hinchados; niños que lloraban desesperados de dolor, de hambre, de cansancio… cuatro días perseguidos por los aviones de los bárbaros fascistas, y cuatro noches de caminar en grupo compacto hombres, mujeres, niños, mulas, burros y cabras, tratando de mantenerse juntas las familias, llamándose por el nombre propio, buscándose en las sombras”,

Su ayudante T. C. Worsley, también testigo de la huida, anotó lo siguiente:

“La carretera seguía llena de refugiados, y cuanto más avanzábamos peor era su situación. Algunos tenían zapatos de goma, pero la mayoría llevaba los pies vendados con harapos, muchos iban descalzos y casi todos sangraban. Componían una fila de 150 kilómetros de gente desesperada, hambrienta, extenuada, como un río que no daba muestras de disminuir. .. Decidimos subir a los niños al camión, y al instante nos convertimos en el centro de atención de una muchedumbre enloquecida que gritaba, rogaba y suplicaba ante tan milagrosa aparición. La escena era sobrecogedora: las mujeres vociferaban mientras sostenían en alto a los bebés desnudos, suplicando, gritando y sollozando de gratitud o decepción”.

desbandá-málaga-almería http imagina65.blogspot.com.es

Refugiados huyendo por la carretera de la costa. Fuente: imagina65.blogspot.com.es

 

Debido a la relevancia de la figura de Norman Bethune en este suceso, junto con sus ayudantes Henning Sorensen, Hazen Sizen y T. C. Worsley (este último luego fue novelista), le dedicaré una entrada propia en el más adelante. Junto a estos testimonios, merece la pena recordar los de los propios supervivientes de la Desbandá. Personas como Ángeles Vázquez León, Antonio Villanueva, Miguel Escalona Quesada, Dolores García, Carmen Jiménez Madrigal o Juan Conejero Peláez (que contó haber visto como un bebé seguía mamando del pecho de su madre muerta por una bomba), vitales para mantener vivo esta tragedia. Algunos de estos testimonios fueron recogidos por el periodista de publico.es Alejandro Torrús, en un artículo el 2 de febrero de 2013 escribió las siguientes líneas:

“Una de esas niñas que caminaba junto a su familia es Natalia Montasaroa. […] ‘Salimos de Málaga el día 7 a las diez de la noche. Teníamos miedo porque oíamos a Queipo de Llano por la radio, que decía: ‘Malagueños, maricones, ponedle pantalones a la luna’. La carretera estaba llena de gente. No se me olvidará nunca una mujer con un niño pequeño en brazos; habían disparado desde el barco un proyectil, y las piedras que saltaron le dieron a la mujer en la cara: ella quedó muerta con el niño en brazos, al que no le pasó nada…”. […]. Por la carretera vimos muchos muertos: milicianos ahorcados; una familia entera (el padre miliciano, la madre y tres niños) con tiros en la cabeza; muchos prefirieron suicidarse y dar muerte a su familia antes de caer en manos de los nacionales. Cuando llegamos a Málaga a mucha gente la encerraron en un barco que había en el puerto, y a otros muchos los fusilaron’, sentencia Natalia. Salvador Guzmán, ‘Lo primero que se queda en mi retina sucedió nada más salir de Málaga. En un cruce, vi como un hombre le pegó un tiro en la sien a sus dos hijas, después a su mujer y, por último, a él mismo. Fueron los primeros muertos que vi en mi vida pero, desgraciadamente, no fueron los últimos’, recuerda para Público Salvador, que asegura que a lo largo de su travesía su vehículo fue objeto de los disparos de los buques del bando franquista el Cervera y el Canarias. ‘Los primeros misiles los tiraron a nuestro coche porque pensarían que éramos tropa. Aquello era lo más cercano al infierno que he visto nunca. Conseguimos refugiarnos en un corte de la carretera. Entonces, vimos a unos paisanos de Coín que también huían. Les dijimos que no pasaran, pero no nos hicieron caso. Vimos como su coche reventaba en cientos de pedazos’, asegura Salvador”.

Pocos días después, Salvador Guzmán, su familia y otras decenas de miles de refugiados republicanos consiguieron llegar a Almería después de tres días enteros caminando. A lo largo de la carretera murieron miles de personas (tradicionalmente se acepta la cifra de 3.000, aunque los las investigaciones de Miguel Alba y Lourdes Peláez elevan la cifra hasta 5.000, lo cual es posible ya que hubo muertos que se enterraron en el camino y otros que fueron arrastrados al mar), la mayor parte de ellos entre Málaga y Motril, donde la XIII Brigada Internacional intervino para frenar el avance de los sublevados, cosa que se consiguió, aunque hay autores que dicen que fue el futuro dictador el que ordenó a Queipo de Llano detener el avance. Desde entonces, y hasta el final de la guerra civil, el frente de batalla apenas varió.

La llegada a Almería, no obstante, no puso fin al peligro. Casi al mismo tiempo que llegaban los refugiados, se produjo un bombardeo de la aviación rebelde y sus aliados italianos, que produjo varios muertos. Esto añadió todavía más confusión si cabe a que tenía la ciudad, ya que estaban siendo auxiliados cuando se produjo el ataque. Para terminar, me gustaría decir que la noticia de la Desbandá se difundió bastante pronto. Los refugiados, con la ayuda de Socorro Rojo Internacional, con mujeres como Tina Modotti o Matilde Landa, fueron distribuidos por distintas provincias (Murcia, Valencia, Barlcelona, etc.), donde permanecerían hasta el final de la guerra, mientras otros marcharon al exilio. Su tragedia, aunque ocultada por la dictadura, fue rescatada con el retorno de la democracia a España. En 2013, se realizó un homenaje en el que Diego Valderas, entonces vicepresidente de la Junta de Andalucía, inauguró una placa en Torre del Mar y otros lugares de la costa. Finalmente, el 7 de febrero de 2006, la labor de Norman Bethune se vio reconocida con la inauguración en Málaga del Paseo de los Canadienses, en un emotivo acto al que asistieron el alcalde malagueño y el embajador de Canadá en España, Marc Lortie. Estos actos son vitales para que la tragedia de la Desbandá no caiga en el olvido.

Bibliografía:

-Viñas, Ángel (ed) “En el combate por la historia” Pasado y Presente, Barcelona 2012

-Casanova, Julián y Gil Andrés, Carlos “Historia de España en el siglo XX” Ariel Historia, Madrid 2009

-Aróstegui, J “La guerra civil (1936-1939): La ruptura democrática”  Cuadernos de Historia16, Madrid 1996

-Preston, Paul “The Spanish Holocaust” Harper Press, London 2012

-Preston, Paul “La Guerra civil española”  (varias ediciones)

-Majada, Jesús “El crimen de la carretera de Málaga”

-Torres Rodríguez, Francisco “Málaga y su holocausto” Punto Rojo, Sevilla 2013

-Programa de radio La Memoria, de Radio Andalucía Información (con entrevistas a Jesús Majada, Encarnación Barranquero, Carlos Guijarro y testimonios de supervivientes como Juan Conejero Peláez, Ángeles Vázquez, Miguel Escalona y Trinidad Robles).

-Artículos de periódico y webs: elpais.com, Wikipedia, diariosur.es, publico.es (David Bollero, Alejandro Torrús, Patricia Campelo), andalucesdiario.es, laopiniondemalaga.es (Antonio M. Romero, Alfonso Vázquez), eldiario.es (Nestor Cenizo, Juan Miguel Baquero), elplural.com, canadainternational.gc.ca, lavanguardia.com, Jesús Jiménez hablando del comic de Carlos Guijarro ‘El paseo de los canadienses’ donde se habla de la Desbandá (rtve.es), http://www.buscameenelciclodelavida.com/

Foto de la izquierda, el homenaje a las víctimas de la carretera de Almería celebrado en Málaga, playa del Peñón del Cuervo, el 15-2-2015 (wikipedia). Foto de la derecha, placa conmemorativa dedicada a Norman Bethune (google)

Anuncios

12 responses to “La Desbandá de Málaga en febrero de 1937/ The Desbandá of Málaga in February 1937”

  1. rexval says :

    Una ignonimia similar a la que YAGÜE, el carnicero de Badajoz perpetró. Miles de muertos. Se toreó personas. Lo malo es que su hija es o ha sido cargo del PP, del PP de los asesin os franquistas y niega que su pagre, falangista vfuera sanguinario y en Intereconomía un puerco dijera que era un héroe.

    Mientras toda esta chusma siga teníendo calles y haya puercos que defienan su memoria, vamos mal. dEBERÍA SER DELITO HACER ENALTECIMIENTO DEL FRANQUISMO.

    HAY QUE VOLAR POR LOS AIRES LA PIRÀMIDE DE FRANCO.

    Ojalá no puedan dormir de remordimiento. PP es Franco.

  2. rexval says :

    Reblogueó esto en EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//y comentado:
    Dos asesinos franquistas reciben el nombre de “Carniceros” por la gran cantidad de gente inocente que asesinaron. Un o és Yagüe, “Carnicero de Badajoz” y el otro es ess llorón de la tele que con voz poco varonil no decía algo que la mayor parte de la población deseaba, es decir, la muerte del dictador asesino FRanco. El llorón tiene el apelativo de “Carnicero de Málaga”, donde participó en el asesinato de la población civil que huía hacia Almería. Aquí reblogueo de un blog de historia que sigo.

  3. rexval says :

    hola, me ha parecido muy interesante y lo he reblogueado. En mi blog tengo una entrada de Yagües, el Carnicero de Badajoz, con tesztimonios de los supervivientes. Si te interesa, lo pongo a ti disposición.

    Gracies.

    • rafaeldegranada says :

      Antes que nada muchas gracias por tus comentarios, me alegra saber que te ha parecido interesante. Comparto contigo lo vergonzoso que ha sido lo del pipican (por cierto, ya se habla de ello fuera del país https://www.theguardian.com/world/2016/jul/25/malaga-council-accused-of-building-dog-toilet-on-mass-grave-site), las noticias de doy decían que lo habían cerrado. En fin es lamentable que el alcalde Málaga (que empezó con un cargo importante en la diputación de la provincia durante la dictadura) haya permitido este despropósito. Como he leido por ahí, estoy si fueran víctimas de una banda terrorista o de Bosnia no habrían osado hacerlo.

      Un saludo y si luego te acuerdas, me gustaría que me ensenaras como se hace lo del reblogueo, para hacer lo mismo con el tuyo.

      Un saludo

      • rexval says :

        Muy amable. Voy a “rebloguear”. Tienes que ir al final de la entrada que quieres copiar. Verás que bajo a la izquierda por “REBLOG”, le das y ya está. En tu blog aparecerá la cabecera del artículo y un lugar para que salga el original. Una cosa interesante es que antes del arrículo reblogueado tiene un espacio para escribir los que quieras, p.e. “este artículo trata de…” o lo que te apetezca.

      • rexval says :

        Hace tiempo que te sigo y me gusta mucho. Me atrajo tu entrada sobre la Espantá ya qye dorma “pareja” con la “masacre de Badajoz”. Me apetecía tocar el tema para que dejen de dar por saco los fqachas con los religiosos muertos y Paracuellos. La dideferencia de muertos es inmensa. Partiendo de que matar siempre está mal cvuando hablan de miles de monjas violadas y matadas realmente tan sono se mataron 200 y pico en toda la guerra. Está documentado. Los que sí que violaron a asesinaran a miles de mujeres, especialmente si eran milicianasm fueron ellos, sobre todo legionarios y moros.

        Los herededros de esta gentuza son los del pipi-can de Málaga. Hay que ser inhumano. No comprendo – bueno, sí- por qué no lleven denuncias cuando si mencionas a determindas personas o asociaciones vas a la cárcel.

        Vaya, creo que me he adelantado. Me alegro de que lo hayan cerrado.

        Muchas gracias por tu gentileza y a tu disposición.

        Salut

  4. rexval says :

    Rafa, me ha parecido duro pero necesario leer tu post y me he permitido reb loguearlo. Hace un tiempo, me documenté un poco sobre el Carnicero de Badajoz.

  5. rexval says :

    Tras la Desbandá vino la represión en Málaga llevada a cabo por el asesino de Arias Navarro mediante juicios sumarísimos. Para nuestra vergüenza en Málaga se conserva la mayor fosa común de Europa con cerca de 3.000 personas mandadas asesinar por el llorón. Hace unos días, los impresentables del Ayto han construido un pipi-can encima encima de ella. Tras la protesta de los colectivos de Memoria Histórica, los cínicos niegan que sea “pipi-can” sino “un espacio para que hagan ejercicio los perros”. Eso no lo hacían ni los nazis. Esperemos que alguien tome cartas en el asunto y lo corrija. Es inhumano que los perros hagan sus necesidadaes sobre cadáveres de personas, sobre la fosa donde yacen miles de muertos. Esto es muy serio. Un pecado para los creyentes. Lógicamente el alcalde es del PP, partido heredero del franquismo, y queda claro que no respeta ni a los muertos, por los menos a los que no son suyos.

  6. rafaeldegranada says :

    Antes que nada muchas gracias por tu ayuda, y, tal y como te dije, aqui tienes el reblogueo. Sobre el tema de Paracuellos Y Badajoz, me gustaría poder tratarlo en un futuro cercano, más que nada porque cuando hablo con gente sobre la República, el golpe de Estado o la guerra civil, hay mucho desconocimiento y para los más conservadores (por decirlo finamente), todo se reduce a, como tu has dicho unas lineas más arriba, al tema religioso y a Paracuellos, y no salen de ahí.

    Un saludo y gracias de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: