El bombardeo de Almería el 31 de mayo de 1937/ The bombing of Almería on 31st May 1937

destruccion-en-almeria-despues-de-las-bombas-quuijadaproducciones

Destrucción en Almería después de las bombas. Fuente: quijadaproducciones.com

Today’s entry is dedicated to the air attack suffered by the city of Almería on 31st May 1937. On that day, a group of German ships in support of Franco’s army during the Spanish Civil War (1936-1939), bombed the city. 30 people were killed and 200 were injured, most of them were civilians. The Nazi leader Adolf Hitler gave the order to attack the city as punishment for an attack by the FARE (The Spanish Republican Air Force) on a German ship some days prior. This event is not as well-known as the bombings of Gernika, Barcelona or Jaén.

La entrada de hoy está dedicada al bombardeo que sufrió la ciudad de Almería, el 31 de mayo de 1937. Ese día, un grupo barcos alemanes, que apoyaban al ejército de Franco durante la guerra civil española (1936-1939), atacaron la ciudad y causaron la muerte a 30 personas y heridas a unas 200, la mayor parte de ellas civiles. El propio líder nazi Adolf Hitler dio la orden para que estos aviones bombardeasen dicha capital andaluza aquel día. Este ataque fue hecho como represalia por un ataque previo de las FARE (Fuerzas Aéreas de la República Española) a un barco alemán. Este suceso no es tan conocido como los bombardeos de Gernika, Barcelona o de Jaén.

almeria-despues-del-bombardeo

Almería después del bombardeo. Fuente: cubadebate.cu

 

En Almería, el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 fracasó. Los sublevados, liderados por el general Juan Huerta Topete y el jefe de carabineros Toribio Crespo, a pesar de que controlaron inicialmente el centro de la ciudad y que llegaron a asediar a los leales a la República en el gobierno civil (liderados por el gobernador Juan Ruiz Peinado y los militantes socialistas Rafael García, Gabriel Pradal y Francisco Vizcaino), no pudieron hacerse con el dominio de la misma. Tras unos días de incertidumbre y varios tiroteos con las milicias obreras de la ciudad, terminaron por rendirse. La llegada de unos refuerzos a favor de los leales provenientes de Armilla (Granada) y la presencia del barco ‘Lepanto’, hizo que se consolidara la situación a favor de los republicanos almerienses a partir del 21 de julio. El control del gobierno sobre Almería se ratificó cuando Juan Ruiz fue destinado a Madrid y el 24 de agosto Gabriel Morón Díaz fue designado nuevo gobernador provincial. Almería en el momento previo al ataque era una ciudad que había recibido una gran cantidad de refugiados provenientes especialmente de Granada, donde triunfó el golpe y después de febrero de 1937, de Málaga, tras el episodio de la Desbandá (https://blogdehistoriaderafa.wordpress.com/2016/07/23/la-desbanda-de-malaga-en-febrero-de-1937-the-desbanda-of-malaga-in-february-1937/).

El 29 de mayo de 1937, se produjo el acontecimiento que desencadenaría el bombardeo que sufriría la ciudad de Almería dos días después. Ese día, dos aviones de la FARE (Fuerzas Aéreas de la República Española) Tupolev SB-2 pilotados por aviadores soviéticos atacaron al barco de guerra alemán Deutschland que se encontraba en aguas de Ibiza, alcanzando el comedor de la tripulación y la cubierta lateral. El resultado de ese ataque fue de 23 muertos y 83 heridos (algunos de los heridos fallecerían más tarde). Este barco se encontraba haciendo labores de vigilancia que el Comité de No Intervención hacía en la costa española, sin embargo, para el historiador Manuel Tuñón de Lara, este buque alemán no debía encontrarse allí, ya que era una zona de control francés. Además, se no se encontraba a la distancia requerida de la costa para vigilar que armas de diverso tipo no llegasen a los bandos en conflicto en la guerra española, 10 millas (unos 12 km). Sobre la poca eficiencia de este embargo de armas y el hecho que Alemania e Italia se lo saltasen continuamente, abasteciendo de armas y municiones a Franco, ver la entrada que hice en su día al Comité de No Intervención (https://blogdehistoriaderafa.wordpress.com/2014/08/23/la-farsa-del-comite-de-no-intervencion-durante-la-guerra-civil/). Sobre el motivo de este ataque, el gobierno de la República alegó que estos aviones habían confundido el Deutschland con el barco rebelde Canarias, que se encontraba por la zona y que había realizado bombardeos como el de Málaga en febrero de 1937. Los trabajos de investigación de historiadores como Hugh Thomas y autores como Jorge M. Reverte y Álvaro Van Den Brule confirman la veracidad de este error.

Al saberse de esta noticia, el dictador alemán Adolf Hitler tuvo un ataque de ira y ordenó a la flota alemana bombardear Valencia, sede en aquel momento de la República Española. Sin embargo, sus asesores (entre los que se encontraba Von Neurath), temerosos de las reacciones internacionales que este ataque podría desencadenar, le aconsejaron que su objetivo fuera una ciudad con menos importancia política. Al saber de este suceso, Franco envió un telegrama de solidaridad con su homólogo alemán e incluso hubo una manifestación en Salamanca de apoyo a Alemania. Tras varias horas de discusión, la elegida fue la ciudad de Almería. Entre las razones, era una ciudad poco conocida, que se encontraba relativamente indefensa y el hecho que se encontraba en la zona de vigilancia alemana (y por tanto, se podía actual con total impunidad). La orden se dio poco después.

el-admiral-scheer-fondeado-en-gibraltar-principal-buque-de-guerra-implicado-en-el-bombardeo-de-la-ciudad

El barco Admiral Scheer, presente en el bombardeo de Almería. Fuente: wikipedia.

 

La flota de ataque la compusieron cinco barcos, el acorazado Admiral Scheer  y los destructores Albatros, Leopard, Seeadler y Lluchs. Llegaron a la zona de la costa almeriense y el bombardeo comenzó a las 5:45 de la mañana y duró aproximadamente una hora. En este breve lapso de tiempo, los barcos alemanes lanzaron unos 200 proyectiles del calibre 20.5 sobre la ciudad, afectando especialmente las zonas del puerto, Pescadería, Rambla de la Chanca, las iglesias de san Roque y san Sebastián, la catedral y calles adyacentes, la plaza de toros, Hoyo de los Coheteros, la plaza del ayuntamiento y la Avenida de la República (actualmente el Paseo de Almería). Otros edificios afectados fueron la sede del diario ugetista ‘Adelante’, el edificio de la Cruz Roja y la estación de tren. Tras finalizar este bombardeo, hubo un total de 30 muertos, la mayoría civiles (es posible que sean más) y entre 150 y 200 heridos. Unos 200 edificios resultaron dañados en diversa consideración y muchas calles resultaron afectadas por el impacto de los obuses alemanes. El impacto de la cifra de muertos no fue mayor por dos motivos: con el estallido de la guerra civil  muchos almerienses se iban a dormir a las afueras, para sentirse a salvo de los regulares bombardeos a los que era sometida la ciudad (52 veces entre 1937-1938) y por la existencia de una red de refugios antiaéreos diseñados por el arquitecto Guillermo Langle y los ingenieros Carlos Fernández y José Fornielles. Se encontraban a una media de 10 m de profundidad y tenían una extensión de 4,5 km de longitud. Este mismo día 31 de mayo, se emitió un comunicado que fue enviado al Ministerio de Defensa y donde se describía con detalle el bombardeo.

Dos imágenes actuales de los refugios de la guerra civil de Almería. Fuente: wikipedia y juntadeandalucia.es

Del bombardeo podemos rescatar los testimonios impactantes recogidos en el documental de 2008 ‘Bombas y olvido’, dirigido por Manuel Berlanga y que se puede ver pinchando en el enlace que hay en el apartado dedicado a la bibliografía. Hay testimonios impactantes, como el de José Miguel Naveros, que en ese momento se encontraba trabajando para el departamento de Intendencia del EPR, que pudo ver como un policía llamado Pío fue alcanzado en la cabeza, tras lo cual, el cuerpo dio varios pasos sin ella hasta que finalmente se desplomó en el suelo.  Otro superviviente del bombardeo, Rafael Sánchez Segura, decía lo siguiente:

“No había un objetivo fijo. Se bombardeó la ciudad de forma indiscriminada simplemente para sembrar el terror. La gente corría despavorida. Recuerdo a una mujer agarrada a un lienzo de fachada llorando y ensangrentada de cintura para abajo. No me olvidaré que aún era muy temprano cuando desde el cortijo que tenía arrendado mi padre, vi una nube muy negra”. De su impresión al día siguente al bombardeo, Rafael decía que “Todo había cambiado. La mayoría de las casas estaban destruidas y tengo grabada la imagen de una mujer ensangrentada llorando frente a unos barrotes de hierro en la calle de las Cruces”.

Otra superviviente, Gloria Sevilla narraba como la gente huía hacia los refugios (abiertos al público en 2006) y se agolpaban en ellos para huir de las bombas:

“Con aquellos cañonazos, ¿quién iba a ser capaz de salir a la calle. Qué miedo y qué asfixia daban aquellos refugios. Encima se veía tan poco que no se sabía ni cuantos éramos. Nos entraba descomposición de cuerpo. Era muy imponente”.

Las reacciones al bombardeo no se hicieron esperar. Mientras la población se recuperaba poco a poco, el periódico británico Daily Herald decía que el ataque había sido “un acto de salvajismo”, mientras que el Manchester Guardian que este bombardeo “podría tener complicaciones en la guerra”. En el parlamento de Londres, el entonces líder del partido laborista del Reino Unido, Clement Attlee (1883-1967) protestó enérgicamente por ello. La solidaridad tanto nacional como internacional llegó a Almería de una forma u otra. En el seno del Consejo de Ministros que se reunió esa misma tarde, hubo una gran tensión por este ataque. Indalecio Prieto (1883-1962), ministro de Defensa, presentó una idea para llevar un ataque de represalia contra la flota alemana que en ese momento se encontraba tanto en el canal de la Mancha como en sus bases en Melilla y Mallorca (se contaba en ese momento con 160 aviones entre cazas y bombarderos, y parece ser que incluso encargó al general Vicente Rojo que estudiase la viabilidad del plan). Tras superar la inicial sorpresa, el primer ministro de la República, Juan Negrín (1892-1956), dijo que lo consultaría con el presidente Manuel Azaña (1880-1940). Los dos ministros comunistas, Uribe y Hernández dijeron que querían consultarlo con Moscú. Nacionalistas vascos y catalanes también expresaron sus dudas sobre esta iniciativa de Prieto.

A nivel diplomático, el gobierno español emitió un comunicado de protesta muy duro por el bombardeo alemán, y, a través de sus embajadores en Reino Unido y Francia, se protestó por la acción germana. Al mismo tiempo, tanto Franco como Mussolini apoyaron la acción alemana.

asi-quedo-la-parte-sur-del-banco-de-credito-tras-el-bombardeo-almeria-laopniniondealmeria

Así quedó la parte sur del Banco de Crédito tras el bombardeo de Almería. Fuente: laopiniondealmeria.com

Al final, y quizás por miedo a una extensión del conflicto (son los años del apaciguamiento), y ni Reino Unido, Francia ni la Unión Soviética querían una guerra internacional, el asunto quedó en una condena y poco más. El propio gobierno de la República rechazó el plan de Prieto por temor a que las cosas se pusieran peor de lo que estaban. El bombardeo pronto desapareció de las portadas de los periódicos y noticieros internacionales pronto cayó en el olvido (hubo que esperar a que la democracia se reinstaurase en España para que se volviera a recordar este bombardeo silenciado por la dictadura). La ciudad de Almería pasó el resto de la contienda leal a la República hasta que fue ocupada por las tropas rebeldes a finales de marzo de 1939, desatando después una fuerte represión, con 375 ejecuciones (especialmente sangrante el caso de la joven de 20 años Encarna Magaña, que fue fusilada en 1942 por traducir los partes de la BBC) y más de 7.000 procesos jurídicos, que terminaron con penas de cárcel, multas y embargo de bienes para muchos de los condenados.

Concluyo, con un poema del chileno Pablo Neruda (1904-1973) dedicó a la ciudad de Almería en cuanto tuvo conocimiento de este bombardeo.

Un plato para el obispo, un plato triturado y amargo,

un plato con restos de hierro, con cenizas, con lágrimas,

un plato sumergido, con sollozos y paredes caídas,

un plato para el obispo, un plato de sangre de Almería.

Un plato para el banquero, un plato con mejillas

de niños del Sur feliz, un plato

con detonaciones, con aguas locas y ruinas y espanto,

un plato con ejes partidos y cabezas pisadas,

un plato negro, un plato de sangre de Almería.

Cada mañana, cada mañana turbia de vuestra vida

lo tendréis humeante y ardiente en vuestra mesa:

lo apartaréis un poco con vuestras suaves manos

para no verlo, para no digerirlo tantas veces:

lo apartaréis un poco entre el pan y las uvas,

a este plato de sangre silenciosa

que estará allí cada mañana, cada

mañana.

Un plato para el Coronel y la esposa del Coronel,

en una fiesta de la guarnición, en cada fiesta, sobre los juramentos y los escupos, con la luz de vino de la madrugada

para que lo veáis temblando y frío sobre el mundo.

Sí, un plato para todos vosotros, ricos de aquí y de allá,

embajadores, ministros, comensales atroces,

señoras de confortable té y asiento:

un plato destrozado, desbordado, sucio de sangre pobre,

para cada mañana, para cada semana, para siempre jamás,

un plato de sangre de Almería, ante vosotros, siempre.

-El documental ‘Bombas y Olvido’ (2008), donde se recoge este dramático suceso http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/opencms/bva/bombas.html

 

Bibliografía:

-Viñas, Ángel “La República Española en guerra III. El honor de la República”  Crítica, Barcelona 2009

-Thomas, Hugh “La guerra civil española” Debolsillo, Barcelona 2003

-Preston, Paul “La guerra civil española” Debolsillo, Barcelona 2003

-Preston, Paul “The Spanish Holocaust” Harper Press, London 2012 (este libro está editado en español por la editorial Debate).

-Naveros, José Miguel “El bombardeo de Almería” Revista Tiempo de Historia Digital, publicado originalmente en 1977

-Quirosa, Rafael “El bombardeo de Almería por la escuadra alemana” Instituto de Estudios Almerienses, Almería 1985

-Manuel de Molina, José “El bombardeo de Almería por los alemanes”

-El programa dedicado a la Memoria Histórica de Canal Sur Radio ‘La Memoria’, dedicado a la situación de Almería durante la guerra civil española.

-Artículos de periódicos y webs: culturandalucia.com, Wikipedia, Jorge M. Reverte y María José López Díaz (elpais.com), Álvaro Van Der Brule (elconfidencial.com), bibliotecavirtualdeandalucia.es, María Serrano (andalucesdiario.es), Francisco Cano Carmona (laopiniondealmeria.com), Antonio Sevillano (elameria.es), Javier Adolfo Iglesias (lavozdealmeria.es), Eunate Serrano (ideal.es/almeria), Eduardo Montagut (marginadoshistoria.blogspot.com.es), quijadaproducciones.com, buscameenelciclodelavida.com, refugiosdealmeria.com

efectos-del-bombardeo-sobre-una-vivienda-de-almeria-31-de-mayo-de-1937-memoriarepressiofranquista

Efectos del bombardeo sobre una vivienda de Almería tras el bombardeo. Fuente: memoriarepressiofranquista.blogspot.com.es

 

Anuncios

2 responses to “El bombardeo de Almería el 31 de mayo de 1937/ The bombing of Almería on 31st May 1937”

  1. rafaeldegranada says :

    En la misma tarde del 31 de mayo de 1937, se emitió este comunicado del comandante militar de Almería al Ministerio de Defensa republicano en el que se narró así los hechos del bomardeo:

    “Sobre las 5,30 de la madrugada fui avisado de que por la parte de Cartagena venían un acorazado y cuatro destructores de nacionalidad alemana. A las 5,45 los buques ponían proa hacia este puerto, señalándose una distancia de 20.000 metros. Los barcos continuaron avanzando y a una distancia de 12 kilómetros, aproximadamente, observada por telémetro desde las baterías de costa, rompieron el fuego sin notificación o aviso sobre la población de Almería, sin perseguir dentro de ella objetivo alguno concreto, pues sembraron de proyectiles todo el casco de la ciudad, calculándose unos doscientos los disparos hechos.
    La batería de costa contestó al fuego de la escuadra, la cual se alejó lanzando una columna de humo. El observatorio de la batería distinguió perfectamente los colores de la bandera alemana de los buques agresores.
    Estos hicieron si entrada por Cabo de Gata hasta la altura de Roquetas, donde viraron para acercarse a Almería, poniéndose en línea de combate y cruzando la bahía.
    Al retirarse lo hicieron también por Cabo de Gata rumbo a Levante. Se han derrumbado varios edificios, habiendo muertos y heridos, cuyo número no se puede todavía fijar. En este momento comienzan las labores de desescombro (…)”

    Fuente; Rafael Quirosa Muñoz “el bombardeo de Almería por la escuadra alemana”

  2. rafaeldegranada says :

    Gracias a un amigo que se ha dado cuenta, corrijo un par de de erratas. En la segunda línea debe decir “bombardeo” y no bomardeo y en la línea decimotercera, los barcos hicieron “su” entrada, no si entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: