La exhumación del dictador del valle de los caídos/ The exhumation of Franco from the valley of the fallen.

1494239824_063833_1494245859_album_normal

Imagen que muestra la mala conservación de algunos restos en el valle de los caídos. Fuente: cadenaser.com

In today’s post I’m going to speak about the exhumation of Franco’s remains from his tomb in the valley of the fallen, a gigantic mausoleum in the north of Madrid. I think that the remains of the dictator should be exhumed and given to his family and that the dictatorship’s propaganda must be removed. A real historic explanation is necessary because Spain now is a democracy again. In other countries where there were dictatorships (Italy, Portugal, Argentina, Chile) the remains of the dictators were removed and nothing bad happened. In addition, in that place there are the remains of 30,000 Spanish republicans who were buried there without the authorisation of their families, so those remains should be given to the families to be buried in a grave with their other relatives.

En la entrada de hoy, voy a hablar de la exhumación de los restos de Franco de su tumba en el valle de los caídos, un mausoleo gigante al norte de Madrid. Creo que los restos del dictador deben ser sacados de ahí y entregados a sus familiares. La propaganda de la dictadura que hay allí debe ser quitada, siendo necesaria una explicación verdaderamente histórica de lo que fue ese lugar, ya que España es ahora otra vez una democracia. En otros países que también han tenido dictaduras (Italia, Portugal, Argentina, Chile) se han sacado los restos de esos dictadores y no ha pasado nada. Además, en ese lugar están los restos de 30.000 republicanos españoles que fueron enterrados allí sin permiso de sus familias, por lo que esos restos también deber ser sacados de allí y entregados a ellos para que los entierren en una tumba con otros miembros de dichas familias.

Restos cadavéricos en el Valle de los Caídos. cadena ser

Otra imagen que muestra el lamentable estado de algunas de las víctimas republicanas en el mausoleo del valle de los caídos. Fuente: cadenaser.com

El pasado jueves, el Congreso de los Diputados español votó a favor y por una inmensa mayoría (PP y ERC se abstuvieron) de exhumar los restos del dictador del valle de los caídos y trasladarlos a otro sitio. Aunque se trata de una Proposición No de Ley que no tiene carácter vinculante, creo que es una buena noticia. Más adelante voy a dar mis motivos, pero por ahora, voy a dar una breve síntesis histórica sobre ese lugar y ponernos en contexto.

A principios de abril de 1940 en Madrid, y tras un desfile militar para celebrar el primer aniversario de su triunfo en la guerra, el dictador Francisco Franco expuso su idea de hacerse construir un gran mausoleo. Fue en un acto en el que se encontraban los embajadores de Italia y Alemania, la cúpula del ejército que había dado el golpe contra la República Española, así como los principales cargos de Falange y otros miembros destacados de la oligarquía de la dictadura.

Las obras empezarían poco tiempo después en un paraje llamado Cuelgamuros, en plena sierra de Madrid y duraron hasta 1958. En dicho lugar, que tuvo consideración como campo de concentración, realizaron trabajos forzados más de 20.000 presos políticos. Se produjeron muertes debido a las malas condiciones de trabajo y a la penosa alimentación de quienes estaban condenados a estar allí. Las fugas fueron raras pero las hubo, como la del historiador Sánchez Albornoz en 1948. El dictador entre otras cosas, consideraba el lugar como un elemento esencial de propaganda de su régimen, y para ello se tanteó a familias de simpatizantes para que enterrasen los restos de sus fallecidos en dicho sitio. Sin embargo, muchos de ellos se negaron (como fue el caso de aquellos que fueron represaliados en Paracuellos), por lo que, decidieron exhumar a víctimas republicanas que estaban en cementerios y fosas comunes y trasladarlas allí. Sobra decir que la exhumación de estos republicanos españoles se hizo sin pedir permiso ninguno a sus familias, lo que les supuso una desagradable sorpresa al cabo de los años, ya que no sabían que habían sido llevados hasta allí, como ha sido el caso de los Lapeña (asesorados por el abogado Eduardo Ranz), los Pinyol o los Gil. Se cree que hay cerca de 30.000 personas enterradas allí, la mayoría sin autorización de sus familiares.

Tras el retorno de la democracia a España, tanto el valle de los caídos como la Memoria Histórica permanecieron en un segundo plano y ninguno de los gobiernos quiso tratar ambos temas. Hubo que esperar al cambio de milenio para que surgiera un debate en la sociedad española sobre qué hacer con los restos del dictador o con el lugar en sí mismo. Importante ha sido ver qué han hecho otros países con los dictadores que han tenido a lo largo de su historia, de todos ellos, de todos los que son actualmente democracias (Alemania, Italia, Portugal, Chile, Argentina, etc.) no hay ninguno que mantenga una tumba como la que hay al norte de la ciudad de Madrid, absolutamente ninguno. Tan sólo Corea del Norte mantiene un mausoleo gigantesco en honor a quien fundó su Estado.

images (1)

Una imagen durante la construcción del valle de los caídos. Fuente: eldiario.es

Mi opinión sobre lo que se debería hacer, va en relación con lo que han expresado hasta el día de hoy la mayor parte de historiadores tanto españoles como europeos que han investigado nuestra historia más reciente.

En primer lugar, hay que sacar los restos de Franco y Primo de Ribera del valle de los caídos y entregárselos a sus familias, para que los sepulten en las tumbas familiares (tal y como ha pasado por ejemplo, en algunos de los países que he mencionado más arriba, y no ha pasado nada).

En segundo lugar, hay que eliminar los aspectos propagandísticos de la dictadura con los que se construyó este mausoleo. La dictadura de Franco fue un régimen en el que se violaban los derechos humanos de forma continuada, cosa que hay que explicar en caso que este mausoleo se mantenga abierto al público (también evitar el blanqueamiento o la dulcificación de lo que fue dicho régimen, para lo cual hay que explicar la historia mejor de lo que se ha hecho tradicionalmente).

En tercer lugar hay que desacralizar dicha tumba. No hay que olvidar que la cúpula de la Iglesia católica fue partidaria de Franco y uno de los pilares de su régimen (no se entiende la negativa de los monjes que viven allí a la exhumación de los restos de las víctimas del franquismo).

En cuarto lugar hay que evaluar su valor artístico, aunque, si nos atenemos a los criterios de Fernando Castro Flórez, el valle de los caídos, si bien por su estilo se le relaciona con el de los fascismos europeos, no tiene mucho valor artístico.

Finalmente, hay que exhumar también a los restos de las víctimas republicanas que fueron llevados allí sin consentimiento de sus familias (en el caso que se pueda y lo deseen) y convertir al valle de los caídos en un lugar destinado verdaderamente a la Memoria Histórica. El historiador de la universidad de Zaragoza Julián Casanova, lo resumió muy bien hace unos días cuando en el portal anatomiadelahistoria.com dijo sobre el valle de los caídos que “Hay que desacralizarlo, convertirlo en un lugar de la memoria de los crímenes del franquismo, explicado con rigor y separado de cualquier acto de apología de la dictadura”.

Personalmente creo que los restos del dictador terminarán por ser exhumados más tarde o más temprano. Un país que presuma de ser democrático no puede mantener como tal un lugar como es el valle de los caídos tal y como está ahora, un lugar donde se hace apología de un régimen que cometió crímenes contra la humanidad,  donde se despreciaban los derechos humanos y que nació fruto de un golpe de Estado y una guerra contra un régimen democrático.

A modo de epílogo, incluyo un par de enlaces para quien quiera saber cómo funcionaba el sistema de los campos de concentración durante la dictadura y el sistema de trabajos forzados que existió durante la misma (hasta 1970), ya que como he dicho antes, fueron presos políticos los que construyeron el valle de los caídos dentro del sistema de trabajos forzosos que había. Para el tema de los campos os invito a consultar el siguiente enlace: https://blogdehistoriaderafa.wordpress.com/2014/09/29/los-campos-de-concentracion-de-la-dictadura-de-franco/

Y para saber cómo funcionaba el sistema de trabajos forzados podéis hacer clic en el siguiente enlace: https://blogdehistoriaderafa.wordpress.com/2014/10/12/el-patronato-de-la-redencion-de-penas-por-el-trabajo-y-los-trabajos-forzados-en-la-dictadura/

Bibliografía:

-Gutmaro Gómez Bravo “Venganza tras la victoria: la política represiva del franquismo 1939-1948” (pags 575-591) en Ángel Viñas (ed) “En el combate por la Historia”  Pasado y Presente, Barcelona 2012

-Julián Casanova y Carlos Gil Andrés “Historia de España en el siglo XX”  Ariel Historia, Madrid 2009

-Rafael Torres “Los esclavos de Franco” Oberón, Madrid 2000

-Artículos de periódico y webs: Julián Casanova (anatomiadelahistoria.com), Emilio Silva y Fernando Berlín (radiocable.com) Juan Miguel Baquero, Francisco Espinosa y Carlos Hernández (eldiario.es), Leonor Mayor Ortega (lavanguardia.com), Alejandro Torrús y María Serrano (publico.es), The Financial Times Magazine, buscameenelciclodelavida.com, Javier Gallego (carnecruda.es), Fernando Castro Flórez (lasexta.com), Alfonso Ojea (cadenaser.com), wikipedia

1024px-Valle_de_los_caidos wiki

Una vista general del valle de los caídos. Fuente: wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: